Barcelona 4-1 Real Madrid: La clásica goleada

by


El Barça es mucho Barça para este Real Madrid. Y eso ni siquiera una gran apuesta madridista o un gran inicio de Liga de las blancas lo puede cambiar. El equipo azulgrana se acogió a un clásico e impuso su fuerza con experiencia y más picardía que su rival para mantenerse firme en su intratable liderato en la Primera Iberdrola.

La superioridad culé fue inalcanzable para un equipo blanco que mostró su mejor cara en este tipo de partidos, que en el pasado dejaron resultados aplastantes (9-1, 0-6 o 0-4). E incluso las blancas se atrevieron a soñar en algunos instantes con un juego vistoso, viéndose condenadas por una ausencia de pegada que tanto sobra en el Barça.

La ilusión madridista se esfumó en un chasquido o, mejor dicho, en un cañonazo de Alexia Putellas. La mediocentro catalana se vistió de goleadora centenaria con el Barça para frenar con una jugada ensaya de estrategia cualquier aire de grandeza en el Real Madrid. Su disparo dejaba por el camino a un equipo blanco que prometía pero no sentenciaba y a una Misa que, tras varias intervenciones de gloria, no pudo hacer más para atajar un balón que iba ajustado por la escuadra.

El Real Madrid se marchó al descanso con 3-0

Se bloqueó el Madrid. Y pecó de paciente ante un Barça que no perdonó. Las blancas mantuvieron inamovible su calmado juego combinativo y ello le dejó atrás ante un rival que sí que aprovechó la velocidad de Oshoala y Graham Hansen. De ambas jugadoras salieron los dos siguientes goles entre un aluvión de ocasiones azulgranas. 

La nigeriana cabalgó por la banda zurda en la jugada del segundo tanto, que acabó con disparo, rechace de Misa y la llegada de una atenta Jenni Hermoso. La delantera madrileña, pichichi de las últimas dos Ligas, tiene ese don de estar en el lugar donde caerá el balón en el área y se gustó en ello, con un remate a placer para ampliar la distancia en el marcador.

Siguió dormido el Real Madrid, que apenas dejó una ocasión clara, de Kenti Robles, en el primer tiempo. Las blancas querían mantener la cabeza fría, con una Maite Oroz que repartió juego como nadie, pero no encontraban vías de escape para hacer daño al Barça. El equipo azulgrana supo anular a Marta Cardona y poco esfuerzo tuvo que hacer ante una perdida y poco participativa Jakobsson.

Entretanto llegó el tercero, que sentenciaba el partido al descanso. Volvió a ser decisiva Alexia Putellas. La capitana se desquitó de varias telarañas en el centro del campo para poner un pase a Graham Hansen. La noruega sostuvo con cariño el balón y decidió acertadamente no encarar la portería y ponerla para una Oshoala a la que no pudo parar esta vez Misa.

Expulsión y penalti polémico en el área del Barça

El paso por los vestuarios puso en escena a un Real Madrid con más confianza. Aznar devolvió la moral a su equipo e hizo despertar a Jakobsson, que se pasó de rosca con dos fuera de juego pitados en los primeros instantes del segundo tiempo. La reacción madridista se acercó al nivel de un Barça que estampó el cuarto en el larguero con Oshoala. Pronto se desquitó de la espina la nigeriana. La ’20’ del Barça dio la vuelta a su suerte con un posterior gol de rebote tras un despeje de Ivana en el área.

Las buenas sensaciones en el juego, no resultado, del Madrid se torcieron con la expulsión de una desacertada Misa, que atajó con la mano un uno contra uno frente a Oshoala fuera del área. La inferioridad numérica se equiparó con polémica, después de una expulsión muy dudosa de Mapi León. La zaguera azulgrana se marchó con doble amarilla tras un contacto en el área con Jakobsson. La árbitra pitó penalti con dureza en su decisión. Y Olga Carmona se vistió de honor para transformar la pena máxima y cerrar un partido que deja al Madrid sin margen para pensar en su sueño europeo.

Con el Barça asentado en la primera posición de la clasificación, la derrota pone a las blancas en igualdad de puntos con varios de sus rivales directos por Europa (Atlético y Levante), a falta de que aún jueguen las granotas y teniendo en cuenta que aún quedan varios partidos aplazados por disputar. Empieza la segunda vuelta de manera ardiente para el equipo madridista, aunque el resultado en el Johan Cruyff era muy esperado. El Barça no tiene rival en esta Liga…



Source link

Deja un comentario