El Madrid se olvida de fichar

by


El mercado de invierno echó anoche el cierre, con el Real Madrid sin haber contratado ninguna cara nueva y habiendo cuajado tres operaciones, todas para colocar futbolistas propios en casa ajena: cedió a Jovic al Eintracht, a Odegaard al Arsenal y facilitó la ruptura del préstamo de Kubo al Villarreal para mandarlo a Getafe. La ventana de fichajes no volverá a abrirse hasta el verano de 2021, aún sin fecha confirmada por parte de FIFA, pero ya puede darse por cumplido que el Real Madrid alcanzará los dos años sin hacer un solo fichaje para la primera plantilla. El último que cerró fue el de Mendy, anunciado el 12 de junio de 2019, procedente del Lyon a cambio de 48 millones.

Fue, de hecho, un verano movido para el Madrid en el apartado de las compras, necesitado de grandes reformas estructurales después de un curso 2018-19 espantoso, en el que pasaron tres inquilinos diferentes por el banquillo (Lopetegui, Solari y Zidane). La inversión madridista en esa ventana veraniega de 2019 rozó los 300 millones: se pagaron fijos (dejando a un lado las cantidades por objetivos) 100 millones por Hazard, 60 por Jovic, 50 por Militao, 48 por Mendy y 40 por Rodrygo. Un total de 298 millones en cinco nombres que, en su mayoría, no han cuajado: sólo Mendy es titular indiscutible; Hazard también pero por la confianza que Zidane le tiene, no por méritos acumulados; Rodrygo entró y salió del once varias veces, ahora se recupera de una grave lesión; Militao cada vez cuenta menos y ante el Levante volvió a defraudar; y Jovic directamente ha tenido que irse por la ausencia de oportunidades.

Fue una inversión importante para rejuvenecer y dinamizar el equipo que, de momento, no ha dado frutos. En enero de 2020 el club sí cerró una operación, la de Reinier, procedente del Flamengo a cambio de 30 millones… para jugar en el Castilla. El brasileño nunca estuvo en los planes para el primer equipo por cuestiones burocráticas: las tres plazas de extracomunitarios ya estaban completas (Militao, Vinicius y Rodrygo) y fue directo al filial que dirige Raúl, aunque la pandemia cercenó su temporada: sólo pudo jugar tres partidos con el Castilla, en los que marcó dos goles y dio una asistencia. El pasado verano cerró su cesión al Dortmund, por dos temporadas, aunque las cosas no le van como él esperaba: sólo ha jugado 136 minutos y estudió la posibilidad de cambiar de aires, pero finalmente se quedó para pelear el puesto, aprovechando la salida de Favre y la llegada de un nuevo entrenador, Edin Terzic.

La crisis y la reforma del Bernabéu

Las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 han tenido bastante que ver en esta tendencia a la congelación por parte del Madrid en el mercado. El pasado verano sólo llegó una cara nueva al equipo, la de Odegaard, de vuelta tras su cesión en la Real Sociedad; las circunstancias le han llevado a solicitar la salida al Arsenal, ante la falta de confianza por parte de Zizou. Pese a las apreturas económicas, el Madrid logró cerrar el ejercicio 2019-20 con un beneficio de 313.000 euros y con 125 millones en la caja a 30 de junio del pasado año. Un flujo de tesorería, eso sí, que ya se habrá esfumado, dedicado al pago de los salarios de la plantilla, con la que se está negociando hombre a hombre un recorte de sueldos. No en vano, el Madrid anticipa en su presupuesto para la 2020-21 unas pérdidas de 91,1 millones…

Y en el horizonte asoma la reforma del Bernabéu, para la que el club se ha endeudado por 575 millones (mínimo). Un proyecto con el que aspira a llevar los ingresos, cuando los aficionados vuelvan al campo, hasta los mil millones por temporada. No empezará a devolver el préstamo hasta junio de 2023; a partir de entonces, y hasta 2049, el club partirá cada verano con el compromiso de abonar 29,5 millones a JP Morgan y Bank of America. Una cantidad con la que el Madrid no podrá contar para volver a la senda de los fichajes, un camino que ya no transita, cuando a principios de siglo fue el responsable de liderarlo con las grandes operaciones de Figo, Zidane, Ronaldo…



Source link

Deja un comentario