Estamos en la B – AS.com

by


Otro fiasco más.- A los madridistas esta temporada se nos está haciendo bola. En sólo tres semanas hemos visto cómo se tira por tierra casi toda la temporada. Ya me veo a los graciosillos de turno tocándonos el orgullo con el chiste de los chinos. Estamos ‘chin’ Supercopa, ‘chin’ Copa y casi ‘chin’ Liga. Y digo casi porque el fútbol es como la caja de bombones de Forrest Gump, que nunca sabes qué te vas a encontrar. Lo normal es que este domingo el Atleti gane en Cádiz y ya empecemos a replegar a nuestro abatido ejército. Pero el Cádiz ya ganó a Madrid y Barça y, si le da por adelantar los Carnavales con un triunfo, todavía habría opciones por lejanas que parezcan ahora. Lo malo es que se ve al equipo desnortado y con la gasolina en la reserva como para pensar en clavos ardiendo y machadas epopéyicas. Cierto que esta vez no se puede reprochar nada a la actitud de los jugadores, que durante 82 minutos fueron uno menos y les tocó, como los salmones, nadar río arriba ante un Levante digno y peligrosísimo en ataque. Morales y Roger son dos fieras con mucho peligro. Todo fue desesperante, hasta el punto de ver cómo el VAR se atreve a pitarte un penalti en contra sin que haya una sola toma que demuestre que el contacto de Vinicius a Clerc toque la cal. Un Madrid diezmado por la ausencia de su Frente Nacional (Ramos, Carvajal, Nacho y Lucas Vázquez) y con un Hazard que ya es como los grandes actores de Hollywood. Hace una película buena cada tres años y luego a descansar. Ante los granotas hizo un jugadón en el minuto 6 y dijo “hasta aquí hemos llegado”.

Añoranza.- Este Madrid que convierte Valdebebas en un resort hospitalario y generoso para los humildes que lo visitan (Cádiz, Shakhtar, Alavés, Levante…) no hace tanto era una máquina de jugar bien al fútbol y de ganar. Esta misma semana la IFFHS (La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol) eligió el mejor once de esta última década. En él salían cinco madridistas (Ramos, Marcelo, Modric, Kroos y Cristiano). La lista la completaban tres del Bayern (Neuer, Lahm y Lewandowski), dos del Barça (Messi e Iniesta) y uno del Liverpool (Van Dijk). De ese dominio del Madrid solo quedan de verdad Modric (que sigue enorme a sus 35 años), Kroos (gran pase a Asensio en el 1-0) y Ramos, con el que el club no cuenta ya en sus planes de futuro. Los grandes tiempos se han ido al garete por la mala planificación del club, que no quiso dar dos años a Pepe para que viniesen Vallejo y Militao, que no quiso pagar 30 al año a Cristiano para sustituirlo por Mariano y gastarse luego 170 millones en Jovic, el propio Militao, Odriozola o Reinier. Se irá Ramos y vendrá Alaba. ¿Y qué? Perdemos liderazgo dentro y fuera del campo y nos quitamos al único jugador que siguen incluyendo en todas las listas del mejor once del año. La pandemia es dura para todos, pero el Sevilla se trae a una estrella como Papu Gómez en invierno. ¿Es más rico el Sevilla que nosotros? ¿A ellos les afecta menos la pandemia?

Orgullo.- Es lo único que le pedimos al equipo para no terminar la temporada dejándose llevar. Queda la bala de la Champions, que en realidad es de cañón, pero las sensaciones son malas. Hay que lograr que jugadores, técnicos y el club cierren filas y apuesten por una recta final comprometida y sin fisuras. El espíritu de un veterano de los felices 50 como Antonio Ruiz (un entusiasta que imparte madridismo en las peñas), que hoy cumple 84 años. Con once antonios esto tendría arreglo. El caso es que ahora mismo, como diría el entrañable Tano Pasman, estamos en la B.



Source link

Deja un comentario