Fútbol | El fútbol base vuelve a quedarse sin su Mundial por segundo año

by


Hasta 364 equipos procedentes de 44 países y repartidos en 35 sedes por la provincia de Girona para disputar la friolera de 900 partidos. Esas fueron algunas de las cifras de la Mediterranean International Cup de la Semana Santa de 2019, la última que se ha disputado hasta la fecha por culpa de la COVID-19. Datos, como que cada edición generaba un impacto económico de 11,5 millones, que convirtieron al MIC –como popularmente se le conoce– en el indiscutible Mundial del fútbol base, de alevines a juveniles. Sin embargo, la pandemia vuelve a aplazarlo por segundo año consecutivo.

Si en 2020 la irrupción repentina de la COVID y el confinamiento domiciliario obligaron a suspenderlo casi precipitadamente, ahora han sido dos meses de margen, en plena tercera ola de la pandemia, los que ha tenido la dirección para anunciar públicamente que pospone el torneo para no poner en riesgo la salud de los participantes. Real Madrid, Barcelona, Espanyol, Atlético de Madrid, Manchester City, Arsenal, Paris Saint Germain, Ajax, Inter de Milan o las selecciones de Brasil, México y Portugal eran algunas de las escuadras asiduas que volverán a quedarse en casa. Y los espectadores, de nuevo, no podrán descubrir a nuevos talentos como en su día sí hicieron con Neymar Júnior, Marcelo, Casemiro, Piqué, Juan Mata, Lionel Messi o Coutinho. Manda, obviamente, la salud.

Sin embargo, el director del MIC, Juanjo Rovira, encendía este lunes una llama en medio de la oscuridad. “Aunque no podemos celebrar el MIC tal y como lo conocemos, tenemos muchas ganas de hacer rodar la pelota juntos y estamos trabajando para poder ofrecer un torneo el mes de junio adaptado a las circunstancias para los equipos que nos han apoyado a lo largo de tantos años”. Se llamará, si finalmente se puede disputar, la MIC Summer Cup. Y, en cualquier caso, en 2022 espera el MIC de siempre, que celebrará además su vigésimo aniversario.



Source link

Deja un comentario