Ilicic recupera la excelencia apuntando al Real Madrid

by


La Atalanta vuelve a sentirse vigorosa, vuelve a ser ella. Superada la crisis deportiva y la de bastidores, el equipo de Gasperini recupera la velocidad de crucero del inicio de ejercicio en Italia con el Real Madrid en el horizonte. La Dea tumbó al Benevento el sábado con una actuación descollante de Ilicic. El esloveno está afinando su arsenal justo cuando el duelo contra el Madrid comienza a acercarse en la Champions. Y justo también cuando Gasperini acaba de liquidar de forma pública lo que había sido una sintonía histórica y trascendente entre entrenador y estrella con el Papu Gómez. “Sufríamos y no se adaptaba, fue una decisión técnica”, aseguraba Gasp tras tumbar a La Bruja por 1-4. La Atalanta suma tres triunfos seguidos y se mete de lleno en la lucha por la parte alta de la tabla. Ha perdido un playmaker sin el Papu, pero, para preocupación blanca, ha recuperado a otro menos bullicioso, pero más elegante y con la capacidad de ser igual de desequilibrante.

Ilicic hizo un partido diabólico frente al Benevento. Desde el primer minuto, olvidados ya sus problemas personales que hicieron que se perdiera la parte final de la temporada pasada, volvió a ponerse el traje de MVP. Todo orbitaba a su alrededor o salía de su zurda geómetra. Afiló a Zapata en varias ocasiones hasta que a la media hora protagonizó un eslalon para abrir el marcador. Era el comienzo. El equipo de Gasperini volvió a ser un rodillo inspirado por el esloveno. A pierna cambiada Ilicic hacía estragos y participó en los dos siguientes goles también. El balcánico se acercó a la excelencia y no es ya el primer día. Sus datos, recogidos por Sofascore, lo resumen.

En 87 minutos tocó 92 veces el balón para marcar un gol y dar una asistencia. Además, disparó 6 veces, dos entre palos. Generó cuatro grandes ocasiones de gol merced a siete pases clave, que terminaron en ocasión o disparo de un compañero. Por si fuera poco exhibió una seguridad letal en el regate. Completó diez de diez con 14 de 16 duelos ganados. Ilicic es el termómetro de una Atalanta que se vuelve a sentir fuerte en el mejor momento. Alargar esto un mes no será fácil, pero la gran noticia es que se ha repuesto completamente al affaire Papu. Ha encontrado a otro playmaker y el equipo juega con una seguridad rotunda, asumiendo riesgos eso sí, pero reconfortado por el buen momento del esloveno y de varios de sus futbolistas. En el caso de Ilicic se trata de un peligroso déjà vu. Recuerda a aquel que hace un año se encontró con el Valencia en octavos de la Champions. El Madrid debe estar muy atento…





Source link

Deja un comentario