Kubo: “El vestuario es más que alegre, hablan demasiado a veces”

by


Take Kubo ha hablado para los medios del Getafe expresando como han sido sus dos primeras semanas de azulón: “Ya me estoy adaptando. Conozco a la gente que trabaja aquí, el campo, la Ciudad Deportiva… Todo lo que he visto hasta ahora me encanta”, asegura el japonés, que quiere olvidar cuanto antes el partido del lunes en San Mamés: “Cuando ganas siempre te vas alegre a casa y cuando pierdes es lo contrario, pero lo bueno de esta Liga es que tenemos un partido muy importante el fin de semana. Hay que olvidar rápido, pensar en el Alavés y a ver si podemos darle una alegría a nuestra afición”.

Escudo/Bandera Getafe

Después de un año y medio jugando en Primera División, Take está sorprendido de la competitividad que existe: “Cuando era pequeño había mucha diferencia entre los de arriba y los de abajo y ahora hay diez equipos en seis puntos. Vas a un partido sin saber la alineación del contrario y las rotaciones no cambian el nivel. Hay muchísima igualdad”. ¿Eso le da más importancia al próximo partido? “El mister nos dice que mientras más rivales dejemos atrás, más podremos mirar hacia adelante. Es importante ganar al Alavés”.

El extremo sigue elogiando lo que se ha encontrado en el Coliseum: “El vestuario es más que alegre, la gente habla mucho, demasiado a veces. Para un jugador nuevo al que le cuesta adaptarse a la comunicación, es más fácil en un equipo tan abierto”. En lo personal, Take siente que está madurando muy rápido: “El hecho se ser profesional desde tan joven y jugar con los mayores me ha hecho aprender tanto dentro como fuera del campo”. La expectación generada con su fichaje no le asusta: “Por un lado está motivada por lo que he hecho hasta ahora y por otro porque hay pocos japoneses en LaLiga y eso me favorece. Yo tengo una exigencia porque tengo que devolver lo que la gente confía en mí. Debo responder. Los japoneses queremos ser más fuertes, jugar en grandes ligas… Estamos cambiando a mejor y esta experiencia mía la pueden tener muy pocos y tengo que aprovecharla y que sea positivo para Japón”.

Kubo acaba reconociendo que al final de la temporada está uno de los retos más bonitos, los Juegos Olímpicos de Tokio: “Poder ser anfitrión en unos Juegos es algo que solo te puede pasar una vez en la vida. Es una oportunidad única. La seguridad es lo primero y esperemos que se pueda organizar el torneo y que todos los deportistas podamos dar el mejor nivel”. Para el final deja una reflexión muy curiosa sobre los videojuegos: “Yo no soy muy bueno y no me gusta mucho jugar, pero sí tengo muchos amigos. Uno de mis objetivos cuando era pequeño era poder salir en ellos y ya lo he conseguido”.



Source link

Deja un comentario