MILAN | El Milan tiene un plan con Brahim

by


El Milán ya trabaja para asegurar su futuro. El líder de la Serie A ha encontrado una fórmula que funciona, después de años inestables y quiere continuar en la línea progresista que le ha llevado a la situación actual. Brahim Díaz es una de las claves para ello. El talentoso futbolista malagueño alterna titularidades y suplencias, pero siempre deja destellos de calidad. Por ello, la dirección técnica ve con buenos ojos que continúe en San Siro y estudia vías para amarrar su estancia. Según informa el Corriere dello Sport, la idea de la entidad pasa por tres variables: alargar su cesión, ejercer la opción de compra de cerca de 25 millones de euros o tratar de negociar con el Real Madrid para que el precio por su adquisición sea inferior.

Escudo/Bandera Milan

La crisis económica también castiga duramente a los clubes italianos y el Milan no está en condición de pagar una alta cantidad por Brahim. Además, los controles financieros de la UEFA dificultan todavía más la operación. Pero la directiva es consciente de que la oportunidad con el malagueño es única: es talentoso, tiene 21 años, se ha adaptado bien en el vestuario, no tiene un precio desorbitado, no vivió grandes experiencias ni en Madrid ni en Manchester y, sobre todo, su club de origen tienen necesidad de ingresar efectivo. No es ningún secreto que la entidad madridista tiene en el punto de mira a Kylian Mbappé, pero el coronavirus ha azotado con dureza los ingresos de la entidad.

En la compleja ecuación que manejan en los despachos de Valdebebas, cualquier euro que entre es bienvenido. Y ahora ya conocen que Brahim, que apenas tuvo contadas oportunidades con Zinedine Zidane, es muy del agrado del Milan. Si bien se podrían renegociar las condiciones, el precio marcado sigue siendo considerablemente bajo como para que el club rossonero lo rebaje en altos porcentajes. Aun así, siempre según la información del Corriere dello Sport, la postura es hacer todo lo posible para que el polivalente atacante español continúe vistiendo la camiseta milanista la próxima temporada. Cabe recordar que el próximo 30 de junio tendrá que volver a la capital si no llegan a un acuerdo antes.

Mucho más protagonismo que en Madrid

El objetivo del Real Madrid cuando cedió a Brahim rumbo al Milan, como al resto de sus talentos, es que se asentara como titular ene una liga extranjera. No se ha cumplido al uso, pero sí tiene más participación que la que tuvo la pasada campaña con Zinedine Zidane a los mandos. El atacante disputó un total de diez partidos la pasada temporada para un total de 206 minutos. Ni siquiera la desmesurada carga de encuentros por la pandemia le dieron un hueco al internacional en las categorías inferiores de la Selección. Desde luego, era urgente encontrarle un destino y desde el club blanco se consideró que sus experiencias en vestuarios de élite le daban el conocimiento suficiente como para afrontar sin presión el reto del Milan.

No solo eso. Es un futbolista descarado y carismático, de los que viven de su técnica y poco a poco deben aprender otras variables y reforzar su condición física. Dicho y hecho, Brahim sirve para manejar los partidos desde el once o para revolucionar el partido desde el banquillo (suma ya 1.251 minutos esta temporada). Pioli le ha utilizado de ambas formas. Por ejemplo, en Europa League comenzó como titular en los tres primeros partidos de fase de grupos y entró como revulsivo en los otros tres. En la Serie A, alterna alineación con referente desde el banco. Además, el técnico está encantado con su alternativa: le ha probado ya como mediocentro ofensivo, extremo por la izquierda y extremo por la derecha. Sus números han llegado, sobre todo, en esa figura de mediapunta, la más acorde a sus características y en la que más ha jugado esta temporada.

El Milán explora el mercado

El asunto Brahim, lamentan en Milan, no depende de la intención del club. Son conscientes de que el Real Madrid le puede buscar una nueva cesión, en otro equipo de altura. También puede incorporarlo a la primera plantilla, si se producen bajas o como refresco a un roster veterano. Otra posibilidad es que su talento lleve a otras entidades a abonar una cantidad más alta por hacerse con sus servicios. Ante tal tesitura, en San Siro se manejan otras posibilidades. La renovación de Çalhanoglu es prioritaria y se observan de cerca los pasos de Otavio, futbolista del Oporto.

Además, en la hoja de ruta rossonera, hay otra prioridad: encontrar un sustituto de garantías para Theo Hernández. El lateral, también ex del Real Madrid, es uno de los jugadores franquicia del club. Su fútbol se basa en la potencia y la carga de minutos afecta a su rendimiento en el largo plazo. Por ello, se iniciaron negociaciones por Matías Viña, lateral izquierdo del Palmeiras y reciente campeón de la Libertadores. El alto precio, estimado en unos ocho millones de euros, complicó la operación, aunque se pretende retomar en el mercado de verano. Si finalmente se descarta, la otra opción barajada es Junior Firpo, actualmente en el Barcelona. Mientras, hay una estrella en el horizonte, que, además, acaba contrato: Florian Thauvin.



Source link

Deja un comentario