Real Madrid: Arribas convence a Zidane

by


Del desastre general del Real Madrid ante el Levante del pasado domingo, con derrota en el Di Stéfano y despedida virtual a las opciones de pelear LaLiga, brotó al menos un motivo para la esperanza, esa que siempre aportan los futbolistas de la cantera: Zidane parece convencido por el talento de Sergio Arribas, volante del Castilla. Arribas entró en el 82′, en sustitución de Asensio, dentro del plan de Zizou (confinado en su casa tras su positivo por coronavirus, pero en constante contacto durante los partidos con su segundo, David Bettoni) para buscar la remontada o al menos el empate tras el 1-2 de Roger Martí, con el que los granotas le dieron la vuelta al marcador y dejaron en nada el tanto inicial de Asensio, en la primera parte.

Una decisión chocante por parte de Zidane y Bettoni, que gastaron sólo tres de los cinco cambios disponibles y que eligieron al joven trescuartista madrileño por delante de otros nombres de mayor peso. Isco fue el principal perjudicado de la decisión: el malagueño y Arribas comparten estilo de juego (corta estatura, buenas conducciones, regate en corto…) y probablemente también posición. Ambos pueden jugar tanto en la línea medular como en el tridente de ataque, prefiriendo Arribas la banda derecha para lanzar diagonales y aprovechar así su estupenda zurda. La decisión del cuerpo técnico el pasado sábado es un espaldarazo al trabajo del castillista y un aviso importante para Isco, que solicitó salir este mismo invierno (el club y Zidane no lo permitieron) y cuyo papel decrece día a día.

Arribas, durante el Real Madrid-Levante.

No es nuevo el gusto de Zidane por Arribas: es el tercer partido que disputa con el Real Madrid este curso. Ya jugó en Anoeta, en la primera jornada de Liga (un minuto y la prolongación), ante el Borussia en Champions (16′) y contra el Levante (8′). Estuvo también en el banquillo en la visita del Shakhtar a Valdebebas y en el desplazamiento del Madrid a Sevilla. Con sólo 19 años (es su primer curso en el Castilla, el pasado jugó en el Juvenil), va acumulando presencias con los mayores y la especial coyuntura de la plantilla en este momento (tras la salida de Odegaard, quedan cinco medios nada más) puede propiciar que se le vea mucho más al primer nivel, sobre todo si el Madrid sigue descolgado de la pelea por la Liga y se puede permitir probaturas de cara al curso próximo.

Nacido en Madrid en septiembre de 2001, Arribas empaqueta uno de los mejores talentos de La Fábrica en apenas 173 centímetros. Tras dar sus primeros pasos en el Pérez Galdós y en la cantera del Leganés, ingresó en la Casa Blanca como alevín en 2012. En noviembre de 2017, Zidane ya lo incorporó a un entrenamiento del primer equipo con sólo 16 años, muestra de que sus cualidades nunca pasaron bajo el radar del preparador marsellés.

Campeón de la Youth League

La temporada pasada fue el máximo goleador del Grupo 5 de la División de Honor Juvenil, con 16 tantos, cinco más que el ‘nueve’ del equipo, Latasa; ambos guiaron al Madrid al título, concedido tras 25 jornadas después de la interrupción por la pandemia y con cuatro puntos de margen sobre el Atleti. En agosto, fue pieza clave en el triunfo del Juvenil blanco (ya con Raúl al frente) en la Youth League: un gol a la Juventus en octavos, tres asistencias ante el Inter en cuartos y otra más en la final, contra el Benfica.

Automáticamente subió al Castilla, donde este curso es fundamental para Raúl (ha jugado el 76% de los minutos, y se perdió un duelo por convocatoria con los mayores); el 13 de diciembre se encumbró en el Cerro del Espino, ante el Atleti B: asistencia a su compañero Gila y gol desde los once metros en el 95′ para dar los tres puntos a los de Raúl. Excelente lanzador de faltas y sobrado de llegada a la frontal, Zidane ya le ha echado el ojo y actúa en consecuencia.



Source link

Deja un comentario