Real Madrid Jovic y Odegaard dejan un erial

by


Una plantilla de 22 futbolistas para una temporada que se antoja con muchas bajas porque, más allá de las lesiones, sobrevuela con fuerza el coronavirus. Y un once tipo en el que los jugadores más importantes están en la treintena: Ramos, Modric, Kroos, Benzema o Hazard… Las salidas de Odegaard y Jovic, extrañamente consentidas por el club si es que la situación económica no obliga a ello de una manera alarmante, han dejado a la plantilla en el esqueleto, sobre todo en la medular, donde sólo hay cinco jugadores y ningún sustituto natural para Casemiro. Arriba, el Madrid terminó jugando ante el Levante con el tridente Vinicius, Mariano, Arribas… Eso da idea de la poca profundidad del fondo de armario.

Parece como si el club hubiera decidido echar el cierre la temporada antes de tiempo. En 15 días se han perdido tres títulos, Supercopa ante el Athletic, Copa ante el Alcoyano, un Segunda B y Liga (con dos empates y una derrota en los últimos cinco partidos). Y lo parece por esas dos decisiones de tanta importancia, las salidas de Jovic y Odegaard, más allá de cuáles fueran los deseos de esos jugadores o de que Zidane hubiera dado el visto bueno, han terminado por debilitar decisivamente al equipo. Como pueden observar en el gráfico, suponiendo que Valverde pueda hacer las funciones de Casemiro cuando el brasileño no esté, ahora hay un puesto (el de Modric), que no está doblado.

En cambio, el Real Madrid tiene repartidos por Europa muchos jugadores que bien podrían subir el nivel del equipo en los cambios, más aún ahora que se pueden realizar cinco. Aparte de los mencionados Jovic u Odegaard (extraña la salida del noruego si Ziane no cuenta con Isco y prefiere meter en el campo antes que a él incluso a Arribas), están Ceballos, Brahim, Mayoral, Bale, Kubo o incluso Reinier, aunque éste está teniendo una participación sólo residual en el Borussia Dortmund.

Ahora toda la temporada, y el futuro de Zidane, está fiado a lo que el equipo pueda hacer en la Champions, en la que, en el supuesto de que se llegue a la final, quedarían siete partidos por disputarse. Todos los huevos están en esa cesta con una plantilla precaria en la que, además, hay tres patatas calientes por solucionar (las renovaciones de Ramos, Lucas Vázquez y Modric, aunque la del croata parece apalabrada). Con esta radiografía de situación, Zidane sólo parece contar con 12 o 13 jugadores… Serán los que se la jueguen en Europa y a los que, a partir de ahora, se les verá rotar más en Liga.



Source link

Deja un comentario