Real Madrid: Rodrygo acorta plazos

by


La primera sesión de entrenamientos del mes de febrero trajo buenas nuevas a la plantilla madridista. Al regreso de Zidane a dirigir los entrenamientos, se le unió de manera sorpresiva la presencia de Rodrygo Goes. El joven jugador brasileño cayó lesionado ante el Granada (2-0), en el penúltimo partido del año 2020, celebrado en el estadio Alfredo Di Stéfano, el día 23 de diciembre. Hace 41 días.

La lesión del joven brasileño fue fortuita: transcurría el minuto 35 de partido, cuando se escapó por la banda izquierda del ataque madridista. Foulquier, lateral derecho nazarí, le empujó fuera del área, pero el ex del Santos cayó dentro. Nada más caer, notó un pinchazo en la parte posterior del muslo derecho. Tuvo que ser retirado en camilla, inmovilizado, mientras el jugador se marchaba con evidentes gestos de dolor. Dos días después, tras ser sometido a diversas pruebas médicas, se le diagnosticó una lesión muscular con afectación del tendón en el bíceps femoral derecho: no había fecha para su regreso, pero se estimó unos tres meses de baja, hasta finales de marzo. Lo que sufrió el atacante brasileño es una lesión ‘traicionera’, según expertos médicos: el músculo parece estar recuperado, pero al más mínimo esfuerzo se vuelve a romper, alargando el periodo de recuperación.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 2 de febrero de 2021

Desde el primer momento, Rodrygo se puso en manos de los servicios médicos del conjunto madridista: reposo y trabajos de recuperación con fisioterapia fueron los primeros tratamientos. Conforme ha ido transcurriendo el tiempo y la mejoría, el brasileño se puso manos a la obra con su preparador físico: por las mañanas acudía a Valdebebas, por las tardes, trabajo en su domicilio. El fin, estar totalmente recuperado y disponible para el encuentro de vuelta de los octavos de la Champions (previsto para el 16 de marzo). Según su entorno, en unas dos semanas podría volver a entrenar con el resto de sus compañeros. Pero en el club no lo ven tan claro.

Rodrygo, tocando balón en el entrenamiento en Valdebebas.

Rodrygo se había ganado un hueco en el once titular de Zidane: su descaro, su rapidez, su verticalidad, su asociación con Benzema en el ataque blanco, le habían llevado a tapar de manera notable la ausencia de Hazard. Esa lesión ante el Granada frenó su progresión, y de paso, fue algo que el equipo ha notado durante su ausencia: sólo dos victorias (Celta y Alavés en Liga) en los siete últimos encuentros, con tres derrotas (Athletic en Supercopa, Alcoyano en Copa y Levante en Liga) y otros dos empates. El jugador quiere regresar cuanto antes, y más en el tramo final de la temporada. En el club madridista prefieren ir más despacio con él. Pero Rodrygo ya ha empezado su regreso a la competición. 41 días después de caer lesionado.



Source link

Deja un comentario